Blog post

Cómo limpiar tus atomizadores y resistencias

Un vaporizador limpio, es un vaporizador feliz

Un vaporizador limpio es la forma más sencilla de obtener un rendimiento óptimo. Aunque los ingredientes del líquido generalmente no mancharán tu equipo, se acumularán residuos y la acumulación eventualmente afectará el rendimiento de tu vapeador. La glicerina vegetal y algunos aromas de líquidos más oscuros son conocidos por arruinar las resistencias, al igual que la mayoría de los edulcorantes utilizados en la fabricación de líquidos. Una resistencia saturada tendrá menos sabor y producción de vapor y hará que el vapeo sepa a quemado.

Incluso si cambias la resistencia, es posible que el sabor de tu último líquido aún permanezca en tu dispositivo. Esto es especialmente cierto para el tabaco, el café, el mentol, la canela y otros sabores dominantes como el melón, la uva o el regaliz. Imagínate tratando de vapear un líquido de café con sabor a uva, sin ofender a los amantes del café con uva.

¿Y si tu vaper es nuevo? A veces, los atomizadores y los tanques llegan oliendo a aceite de máquina. Puede que no se vean sucios, pero el olor característico los delatará. Ya sea que tu dispositivo sea nuevo o esté muy usado, una limpieza adecuada es una forma sencilla de garantizar la mejor experiencia posible. Afortunadamente, la mayoría de los tanques en estos días son fáciles de limpiar si conoces los pasos correctos a seguir.

Limpiando tu atomizador

Primer paso: saca la resistencia (discutiremos la limpieza de la resistencia más adelante). Y mientras lo haces, desarma el resto del tanque. Presta mucha atención a cómo encajan las cosas y toma nota mental de qué va y dónde. Mantenlo todo organizado y no pierdas ninguna pieza. Puedes usar un tazón pequeño para guardar todo mientras haces esto. Esto hará que la limpieza sea mucho más eficiente, al mismo tiempo que te familiarizarás con los elementos de tu tanque. Hay muchas formas de limpiar tu tanque de vaporizador, pero estas son las más efectivas.

El limpiado estándar

Si tu tanque está relativamente limpio, el agua tibia funciona bien. Desmonta el tanque, separando las partes. Coloca cada parte bajo el chorro de agua y sécalas con una toalla de papel. Déjelos secar al aire después hasta que no se vea agua o condensación.

Toma una y llénala con agua. Colócalo en el microondas durante unos dos minutos. Mientras tanto, enjuaga las partes de tu tanque debajo del fregadero para comenzar el proceso. Luego, saca la taza o tazón del microondas y coloca tu tanque desmontado dentro de él.

Déjalo reposar, hasta que el agua se enfríe, luego enjuaga el tanque por última vez debajo del fregadero. Usa una toalla de papel para secar suave y cuidadosamente tu tanque. Déjalo a un lado hasta que esté completamente seco. También puedes usar un secador de pelo para acelerar el proceso, pero demasiado calor puede dañar tus juntas tóricas.

El limpiado intenso

Si deseas resultados aún mejores, puedes usar algunos artículos domésticos simples para darle a tu tanque una limpieza más profunda. Ten cuidado de enjuagarlos bien después de la aplicación y dejar que tu tanque se seque.

El bicarbonato de sodio es un buen agente de limpieza que puede usarse para que los tanques vuelvan a brillar.
El etanol, también conocido como alcohol de grano, es otra sustancia muy eficaz para la limpieza. No confundas esto con el alcohol isopropílico, que no debe usarse en el interior de tu tanque.
El vinagre es un agente de limpieza muy ácido, pero debe enjuagarse bien para evitar que su olor persista.
El vodka barato no es un artículo para el hogar, pero es probable que lo encuentres en el supermercado. Hará el trabajo y no te costará mucho.

Algunos vapeadores prefieren usar un poco de jabón para platos o jugo de limón con agua. Nuevamente, recuerda enjuagar bien, ya que vapear el jabón para platos probablemente sea peor de lo que parece.

El limpiado ultrasónico

Si deseas obtener la limpieza más completa posible para tus tanques de vaporizador, necesitarás un limpiador ultrasónico. Usado típicamente para limpiar joyas y metales preciosos, ahora lo usan los vapeadores de todo el mundo para limpiar sus atomizadores. Si bien no necesitas un limpiador ultrasónico hecho específicamente para equipos de vapeo, será útil tener uno que pueda funcionar durante ciclos de más de diez minutos.

Usar un limpiador ultrasónico no es un proceso complicado. Simplemente llénalo con agua y usalo hasta que limpie las partes del tanque de vaporizador. Para obtener mejores resultados, puedes agregar un par de gotas de líquido lavavajillas en tu limpiador ultrasónico. Luego, enjuagas más el tanque y déjalo secar.

Limpiando las resistencias

La limpieza de resistencias es un poco menos sencilla. Hay dos tipos de resistencias: resistencias convencionales para tanques, que están encerradas en una pequeña cámara de metal que contiene un algodón absorbente; y resistencias reparables, que requieren que el usuario las instale y arme. El enfoque para limpiar los dos tipos es muy diferente.

Resistencias convencionales

Las resistencias convencionales que vienen con tanques de sub ohmios y claromizadores se pueden limpiar técnicamente, pero no se reactivarán completamente. En el mejor de los casos, obtienes unos días más de una resistencia convencional. La razón detrás de eso es la presencia de algodón. Dejar que los espirales sucios se remojen y que el agua pase a través de ellos eliminará algunos de los residuos, pero no todos. Y además de eso, deberás esperar a que el agua se evapore por completo, lo que puede llevar un tiempo.
Si aún deseas limpiar los cabezales de la bobina, puedes seguir el antiguo método de remojo y enjuague.
  • Deja que tu resistencia se sumerja en etanol, vinagre o vodka barato durante al menos un par de horas
  • Colócala debajo del grifo y enjuaga.
  • Enjuagar una vez más con un poco de agua destilada.
  • Sople aire en el lado abierto de tu resistencia para forzar el agua a salir
  • Déjela secando hasta que toda el agua se haya evaporado.

Un poco de sol o un calentador acelerarán el proceso, pero aún así llevará tiempo. Notarás que los algodones se verán mucho mejor después de eso, pero, nuevamente, no tengas demasiadas esperanzas. Aún necesitarsá cambiar la resistencia pronto a pesar de lo nueva que se verá.

Resistencias reparables

Si está utilizando un atomizador reparable, no solo puedes limpiar tus resistencias, ¡Sino que en realidad debes limpiarlas! Las resistencias armadas comenzarán a sufrir rápidamente en la producción de sabor y vapor. Pero puedes seguir algunos pasos simples y tener tus resistencias casi como nuevas en poco tiempo.

Lo primero que tienes que hacer es quitar los algodones de tus resistencias, no quieres quemarlos. Si tus resistencias no son tan malas, un ligero “quemado en seco” será suficiente. Pulsa el botón de disparo unas cuantas veces hasta que elimines el líquido restante, déjalos enfriar y vuelve a armar.

Pero si ya lo has hecho un par de veces, es posible que la quema en seco no sea el truco. En ese caso, puedes seguir estos pasos para una limpieza más profunda.

  • Retira el algodón
  • Quema tus resistencias en seco ligeramente (no dejes que brillen demasiado)
  • Retira el atomizador de tu mod
  • Colocalo bajo agua corriente
  • Cepíllalos ligeramente con un cepillo de dientes o una herramienta de limpieza de resistencias
  • Enjuaga una vez más
  • Termina con una última quemadura en seco para eliminar las últimas gotas de agua.

También puedes usar un poco de líquido para lavar platos al cepillar tus resistencias, pero ten cuidado de enjuagarlas bien después con agua caliente.

Si tus bobinas aún están muy sucias, o si la producción de sabor ha disminuido significativamente, entonces es hora de rearmar tu atomizador. Una limpieza adecuada extenderá en gran medida la vida útil de tus resistencias, pero en algún momento sucumbirán al tiempo y al uso extensivo.

Limpiando tu Cigarro electrónico

Si su pluma vape viene con un tanque desmontable, seguir los consejos de limpieza del tanque vape hará el trabajo. También es importante mantener limpia la sección de la batería, pero tenga cuidado de no usar agua sobre ella. Un paño suave funcionará para el mantenimiento diario y las manchas se pueden eliminar con una toalla húmeda. Solo asegúrese de que no se mojen los botones y los puertos de carga.

Para los kits de inicio tipo lapiz que vienen en un diseño de una pieza, las cosas se vuelven un poco más complicadas. Dado que el agua y los dispositivos electrónicos no van bien juntos, incluso si intentas enjuagar el dispositivo con cuidado, hay muchas cosas que pueden salir mal. La forma más segura y fácil de limpiar un lápiz vape AIO es usar un hisopo. Remoja un hisopo en propilenglicol o agua destilada y limpie bien el interior de la sección del tanque. Para obtener mejores resultados, secalo una vez más con un hisopo. De esta manera, podrás eliminar la mayor parte de la suciedad de manera efectiva.

Cambiar de líquido

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se pueden mezclar diferentes marcas de líquido. Si te gusta el sabor de la mezcla es diferente. Para la mayoría de las personas, limpiar a fondo sus vaporizadores cada vez que cambian el líquido suena como mucho trabajo. ¿Es necesario limpiar u tanque entre líquidos? No tiene por qué serlo.

Si has vaciado tu tanque antes de cambiar el líquido, no debería pasar mucho tiempo para que el sabor anterior se elimine por completo. De hecho, al vapear con perfiles de sabor similares, algunas de las bocanadas intermedias pueden ser incluso muy sabrosas. Pero si los dos líquidoos son muy diferentes, es probable que no aprecies la mezcla de sabores. Esto es lo que puedes hacer para ahorrar tiempo.

Retira todo el líquido del tanque y haz algunas bocanadas de corta duración; esto secará los algodones. No tomes más de 3-4 inhalaciones ya que puedes crear un golpe seco. Si estás utilizando un dispositivo regulado, reducir la potencia te dará un poco de seguridad adicional. Con los algodones relativamente secos, el cambio de sabores será mucho más rápido, aunque es posible que aún tengas algunas bocanadas de sabores mixtos en el medio.

Para los usuarios de atomizadores reparables, el proceso es aún más simple. De hecho, los RDA son los atomizadores más eficientes para cambiar de sabor sobre la marcha. Simplemente remueve la campana y sopla tus resistencias mientras disparas. Notará que tus algodones se secan y se vuelven blancos; nuevamente, no te excedas, ya que puedes quemarlos.

Siempre es bueno mantener nuestras resistencias limpias, para disfrutar al máximo ese rico sabor de líquido que tanto nos gusta.

¡Saludos y buen vapeo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *