Blog post

Alquimia: ¿Es seguro hacer tus propios líquidos?

Además de un cigarrillo electrónico, su líquido es el otro componente esencial que hace posible la experiencia de vapeo. Desde su introducción en el mercado mundial, ahora se encuentran disponibles una amplia variedad de sabores, desde el tabaco tradicional hasta una amplia gama de sabores de postres y frutas.

La industria del vapeo ha evolucionado a lo largo de los años para servir a todos los tipos de vapeadores actuales, desde el vapeador artesanal casual hasta el más avanzado. Algunas personas dedicadas incluso eligen crear sus propios líquidos. Esta tendencia emergente ha hecho aparecer en internet una multitud de recetas de preparación de líquidos.

Pero si creas tu propio líquido, existen serias preocupaciones en torno a la seguridad. En Tigo Vape diríamos que no, especialmente dada la vertiginosa gama de líquidos en el mercado, hechos por verdaderos profesionales en su oficio.

Dicho esto, armamos información para ayudarte a tomar una decisión responsable.

Ventajas de fabricar tu propio líquido

1. Personalización

Una de las principales razones por las cuales los vapeadores hacen su propio líquido es agregar variedad a sus experiencias. Si has estado vaporizando el mismo sabor durante un tiempo o si tienes “lengua de vapeador”, tienes la opción de hacer un sabor propio de líquido.

Lo mismo ocurre con los niveles de nicotina. Si quieres vaporizar algo más fuerte (o menos), puedes controlar el nivel de nicotina con el que te sientes cómodo.

2. Bajo costo

Teniendo en cuenta la variedad de productos disponibles en la actualidad, es tentador probar varias botellas de diferentes sabores. Tu frecuencia de vapeo pueden ser caras. Los líquidos electrónicos fabricados a mano, a menudo son más baratos, siempre que compres los ingredientes al mayor. Al igual que con cualquier producto, los precios al por mayor siempre son más bajos que el precio minorista.

3. Líquido ilimitado

Además del precio más barato, también terminarás con mucho más líquido si haces el tuyo propio. Cuando preparas tu líquido, todo lo que tienes que hacer es sacar tus herramientas e ingredientes, y tendrás un lote nuevo en tus manos.

Riesgos de crear tu propio líquido

Fabricar tus propios líquidos electrónicos solo se recomienda para usuarios avanzados. Esto solo es una razón suficiente para no hacerlo. No es una tarea para aquellos que no entienden las complejidades de cada ingrediente, el porcentaje correcto, los procedimientos de seguridad y cómo reaccionaría cada contenido entre sí. Hay muchos riesgos en juego si haces esto de la manera incorrecta.

1. Tu seguridad

Este es el riesgo número uno con el que tienes que enfrentarte cuando quieras hacer tu propio líquido, por varias razones:

  • Contenido de nicotina: las dosis altas de nicotina son volátiles en el mejor de los casos y peligrosa en el peor. Nunca cometas el error de usar nicotina pura. Además de eso, hay efectos adversos para la salud que experimentarás (por ejemplo, ardor) solo al tocar o derramar accidentalmente nicotina en tu piel.
  • Ambiente controlado: los líquidos electrónicos se fabrican siguiendo una fórmula exacta que a menudo lleva años crear, así como el estricto cumplimiento de las leyes gubernamentales. La medición incorrecta, incluso en pequeñas cantidades, puede dar como resultado compuestos químicos peligrosos. Los líquidos también se desarrollan en laboratorios donde se controla el medio ambiente y existen protocolos de seguridad.
  • Falta de experiencia: ya sea que sea la primera o la décima vez que creas líquidos, siempre habrá riesgos al hacerlo en casa. Algunos expertos dirán que se necesitan al menos seis meses de experiencia para comenzar a hacer tus líquidos; sin embargo, el hecho es que a los seis meses, solo tendrá tiempo suficiente para apreciar varios líquidos electrónicos y los ingredientes que contienen. Debe comprender todo el proceso, antes de decidir configurar su propio laboratorio en casa.

2. Es un proceso complejo

Mezclar tu propio líquido no es tan simple como mezclar un cóctel o seguir una receta para hornear. Debes hacer cálculos reales para obtener la cantidad correcta de ingredientes en una botella.

Por un lado, debes tener en cuenta el nivel de nicotina y la relación base/líquido. Y luego, también necesitas saber cuánta nicotina es suficiente para obtener el golpe que estás buscando. Además de eso, también debes considerar el saborizante: ¿cuánto necesitas para obtener el sabor con el que estarás satisfecho?

Esto no es tan fácil como parece. Los cálculos llevan tiempo; también lo hace la experimentación. Si tu producto final no es de tu agrado, deberás comenzar de nuevo.

3. El sabor es probable que no sea de tu agrado

Incluso si seguiste la receta al pie de la letra, existe un gran riesgo de que tu producto final no tenga el sabor que tenías en mente.

La mayoría de las veces, terminarás con un líquido de sabor suave que no está a la par con ninguna de las botellas compradas en una tienda. Así es cuando haces tus propios líquidos. Los profesionales que fabrican líquidos han perfeccionado su oficio durante años y años. Son expertos.
Es poco probable que obtengas algo parecido a un líquido comprado a un proveedor profesional en tu primera, tercera o incluso décima vez.

Por lo tanto, podría tomarte mucho tiempo y dinero antes de obtener el sabor real que desesa en una botella. Y ese es solo un sabor.

4. Desperdicio de materiales

Muchos alquimistas compran ingredientes al mayor para ahorrar en costos. Pero si terminas con una botella con la que no estás contento, entonces probablemente no la vapees. Incluso si lo regalas, terminarás con ingredientes desperdiciados.

5. Puede tornarse caro

En tus primeros intentos, lo más probable es que desperdicies una buena cantidad de ingredientes para hacer todo bien, ya sea experimentando o debido a accidentes (por ejemplo, derrames).

Si bien algunos podrían argumentar que experimentar es parte de la diversión de la alquimia, la cantidad de dinero que gastarás en ingredientes desperdiciados puede incrementarse rápidamente.

No es para principiantes

Las botellas de líquido que ves hoy en el mercado son productos de años de innovación. Antes de llegar a los estantes de las tiendas, estos deliciosos líquidos han pasado por múltiples instancias y pruebas, lo que hace casi imposible que cualquier fabricante aficionado de líquido pueda replicar.

Sin embargo, quizás lo más importante es que crear tu propio líquido puede ser peligroso si no sabes lo que estás haciendo. Solo por este motivo, no lo recomendamos. Déjalo en manos de los profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *