Blog post

¿Por qué mi vaporizador sabe a quemado? Y como arreglarlo

Gana 50 Tigo Puntos por comentar este post

Nos ha sucedido a todos: agarramos nuestro vaporizador, damos una larga bocanada y, en lugar de un vapor suave y sabroso, tenemos un sabor desagradable y una sensación de garganta horrible. Los golpes secos son una de las peores cosas que un vapeador puede experimentar. Puede arruinar tu día y, lo que es peor, alejarte del vapeo. Si bien hay muchas razones para un golpe seco, la buena noticia es que la mayoría se puede evitar.

Examinemos algunas de las causas más comunes de golpes secos y descubramos qué puedes hacer para prevenirlos.

Golpes secos vs golpes quemados

Aunque la mayoría de los vapeadores usan estos términos indistintamente, en realidad son dos cosas separadas. Si bien los golpes secos no son agradables, son mucho menos impactantes que los quemados. Un golpe seco hará su aparición tan pronto como el algodón de tu resistencia se seque un poco. Obtendrás menos sabor y exhalarás menos vapor, sin la aspereza y la tos que vienen con un golpe quemado.

Pero sigue vapeando estas resistencias secas y te sorprenderás … Piensa en un golpe seco como una señal de advertencia a la que debes prestar atención: ¡no ignores ese vaporizador seco y sin sabor que tomaste! El golpe quemado llegará pronto. ¿Pero por qué está sucediendo?

¿Qué causa un golpe quemado?

Los golpes quemados son el resultado de alimentar un atomizador cuando no hay líquido o no hay suficiente en el algodón. Sin líquido para vaporizar, las resistencias comienzan a quemar el algodón, y el usuario esencialmente inhala algodón quemado. Estas son algunas de las razones más comunes detrás de los golpes quemados y algunos consejos para ayudar a evitarlos.

Alto vatiaje

Vapear a potencias que exceden los límites de la resistencia vaporizará el líquido demasiado rápido. Cuando eso sucede, las resistencias pueden quemar los algodones, incluso cuando todavía hay algo de líquido allí. Siempre mantente dentro de los rangos de potencia recomendados.

Vapeo en cadena

Al tomar muchas bocanadas seguidas, el algodón se secará rápidamente. Si sientes que se acerca un golpe quemado, al notar un sabor ligeramente tostado, baja el vaporizador por un momento. Esto permitirá que el líquido cubra los puntos secos del algodón.

Vapear con líquidos con alto VG

No todos los vapers se hacen de la misma manera. Algunos tanques de vapeo permitirán el líquido de alto VG, mientras que otros a menudo requieren un 50% de PG o más para funcionar correctamente. Una buena regla general es verificar el tamaño de los canales de armado. Si los orificios son de un diámetro pequeño, es probable que tu tanque no se comporte bien con líquido de alto VG.

Humectar bien tus resistencias

Este es probablemente el problema más común de la lista. Humectar bien la resistencia es esencialmente el proceso de prepararlas para el primer uso al permitir que los algodones se saturen con líquido. Si deseas evitar un golpe quemado, recuerda siempre humectar tus resistencias correctamente.

¿Cómo saber si tu resistencia está quemada?

Después de un desagradable golpe quemado, tu resistencia probablemente esté lista para ser desechada. Si lograste identificarlo temprano, aún puedes intentarlo y ver si el sabor a quemado desaparece después de un par de bocanadas. Desafortunadamente, lo más probable es que ya hayas quemado parte del algodón dentro de la resistencia, y será necesario reemplazarlo. ¡Ese sabor no se irá si está realmente quemado!

Dejando a un lado los golpes quemados, si has humectado adecuadamente tu resistencia y estás seguro de que se alimenta adecuadamente con líquido, es posible que te preguntes por qué sigues obteniendo un sabor quemado de tu vaporizador. Si bien los golpes quemados son los culpables más comunes detrás de una quemadura de garganta, no son los únicos. Una resistencia puede quemarse debido a una serie de razones, y aunque la sensación no es tan pronunciada, seguro que no estás obteniendo lo mejor de tu líquido.

Saber cuándo se termina tu bobina no es una ciencia, pero es un proceso de aprendizaje. Cuanto más uses un tanque, más consciente estarás del tiempo que necesitas para sacar una nueva resistencia de la caja. El primer signo generalmente será una pérdida de sabor, seguido de una caída en la producción de vapor. Incluso en ese punto, puedes exprimir un poco de vida de tu resistencia. Pero si no tienes suministros, es un buen momento para comprarlos.

¿Con qué frecuencia tienes que cambiar las resistencias?

Las resistencias se gastan. Desafortunadamente, no vienen con fechas de vencimiento: el tiempo que durará tu resistencia depende de una variedad de factores. Incluso si nunca tuviste un golpe seco, una resistencia eventualmente se “quemará” después de un uso extenso y sabrá mal. Hay una serie de parámetros que deberás tener en cuenta al intentar estimar la vida útil esperada de tus resistencias.

Consumo

Una resistencia generalmente es buena para una cierta cantidad de líquido. Cuanto más lo usas, más rápido muere. La vida útil de la resistencia a veces se calcula en días o semanas.

Tipos de líquido

Si deseas que tus resistencias duren, trata de evitar líquidos más dulces, especialmente los que tienen una alta proporción de VG. Los edulcorantes son conocidos por obstruir las resistencias y reducir su vida útil.

Potencia

Vapear en el extremo superior de la potencia recomendada tensará tus resistencias y reducirá su vida útil. En efecto, tu resistencia se está “cansando” y comienza a coquetear con golpes quemados. Vapear en los vatios más bajos recomendados tampoco es ideal, ya que podría reducir la vida útil de tu resistencia debido a la acumulación residual; el líquido que no se vaporiza podría caramelizar sus bobinas después de un tiempo. Intenta quedarte en algún lugar en el medio para obtener los mejores resultados.

Si bien no existe una regla universal, la mayoría de las resistencias generalmente durarán entre dos y tres semanas. Los tanques de boca a pulmón tienden a durar un poco más que los tanques de sub ohmios, debido a la menor cantidad de e-líquido que pasa a través de las bobinas, aunque hay muchas excepciones a esa “regla”.

Si usas tu tanque regularmente y no has notado una caída de sabor después de dos semanas, considera cambiar tu resistencia de manera proactiva. La producción de sabor y vapor puede disminuir gradualmente y pasar desapercibida.

¿Tu resistencia nueva sabe a quemado?

Si has humectado correctamente tu nueva resistencia, pero te está dando un sabor a quemado, o cualquier sabor extraño, reemplázala. No todas las resistencias son iguales, especialmente teniendo en cuenta la gran cantidad que se producen todos los días. Algunas resistencias pueden venir defectuosas desde el primer momento; una falla de producción puede causar un mal ajuste o una conexión floja.

¡Gánale al golpe quemado!

A estas alturas ya deberías comprender las diversas causas de los golpes quemados, cómo prevenirlos y cómo detenerlos para siempre. Si ocurre un golpe quemado furtivo, al menos sabrás las causas probables y qué hacer al respecto. No te desanimes. Vapear es una alternativa más segura y placentera que fumar. Si tu resistencia actual sabe a quemado, toma una nueva y desecha la mala.

Siempre estamos dispuestos a ayudarte en todo lo que necesites respecto a tu equipo, y como solventar distintos problemas como el de resistencias con sabor a quemado.

Si necesitas ayuda, contáctanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *